jueves, 6 de mayo de 2010

Velocidad de un Rayo. El pararrayos. Los truenos

La velocidad de un rayo o la de un relámpago puede llegar a los 140.000 kilómetros por segundo. A pesar de lo que indica su nombre, el par...
»
La velocidad de un rayo o la de un relámpago puede llegar a los 140.000 kilómetros por segundo.

A pesar de lo que indica su nombre, el pararrayos no detiene los rayos, sino que los conduce directamente a la tierra, evitando que caigan sobre edificios o lugares poblados.

Fue inventado en 1752 por benjamín Franklin. Siguiendo un principio de la física, los pararrayos tienen una o varias puntas, que atraen o captan las descargas que saltan del cielo a la tierra.

El trueno es la onda expansiva que provoca la gran energía liberada del rayo, que origina el estruendo característico. No todos los rayos producen truenos, sólo la mitad de ellos, porque las ondas de varios rayos consecutivos se mezclan para formar uno o se anulan mutuamente.
Compartir:

0 comentarios:

Publicar un comentario