lunes, 23 de noviembre de 2015

La astronomia Persa y Babilonia

Planetas persas Los persas transformaron los nombres de los planetas de Babilonia en su propio lenguaje. 1. Tir, persa: Mercurio. Durant...
»

Planetas persas


Los persas transformaron los nombres de los planetas de Babilonia en su propio lenguaje.
1. Tir, persa: Mercurio. Durante el período babilónico medio, los persas adoptaron bajo este nombre los significados del astro babilónico Nabu.
2. Anahita, persa: Venus. Durante el período babilónico medio, los persas adoptaron bajo este nombre los significados del astro babilónico Ishtar.
3. Bahram, persa: Marte. Durante el período babilónico medio, los persas adoptaron bajo este nombre los significados del astro babilónico Nergal.
4. Ahuramazda, persa: Júpiter. Durante el período babilónico medio, los persas adoptaron bajo este nombre los significados del astro babilónico Marduk.
5. Zurvan, persa: Saturno. Durante el período babilónico medio, los persas adoptaron bajo este nombre los significados del astro babilónico Ninib.

Estrellas reales


Las estrellas reales de Persia fueron consideradas como los guardianes del cielo.
Los persas veían en ellas la orientación para cálculos científicos del cielo, como el calendario, los ciclos lunares / solares y para las predicciones sobre el futuro.
Las cuatro estrellas con sus nombres en persa son:
1. Aldebaran (Tishstar) - Vigía del Este
2. Regulus (Haptokring) - Vigía del Norte
3. Antares (Sataves) - Vigilante de Occidente
4. Fomalhaut (Vanant) - Vigía del Sur

Año persa


El año Persa en sí tiene 12 meses, los primeros 6 meses tienen 31 días, los siguientes 5 tienen 30, y el último tiene 28 ó 29, dependiendo si el año es bisiesto o no.
A cada mes le corresponde un signo del zodíaco.

Eclipses lunares en Persia

Los astrónomos persas llevaban siglos examinando los cielos y habían descubierto que los eclipses lunares se repetían con bastante regularidad cada 18 años.
Esto eran 223 meses lunares. Para los babilónicos, el número 223 era un número mágico imprescindible para sus ritos religiosos.
Un ciclo de saros es un periodo de 223 lunas, lo que equivale a 6585.32 días (aproximadamente 18 años y 11 días) tras el cual la Luna y la Tierra regresan a la misma posición y se pueden repetir los eclipses.
El ciclo de saros es una manera de predecir futuros eclipses.
Compartir:

0 comentarios:

Publicar un comentario