domingo, 23 de julio de 2017

Color con J Jade, Jaspeado; A B C D E F G H (1)

Lista de colores, para el JUEGO bachillerato stop, con cada letra del abecedario:

Colores con A: Azul, Amarillo, Ámbar, Añil, Aguamarina, Amatista, Avellana, Aceitunado, Albaricoque, Arlequín, Amaranto, Azur (007FFF).

Colores con B: Bermellón, Blanco, Beige, Burdeo, Betamina, Bronceado (D2B48C), Blanco, Borgoña, Bistre (tonalidad del marrón)

Colores con C: Celeste, Colorado, Café, Caramelo, Ciano, Castaño, Coral, Carmín, Carmesí, Canela, Cenizo, Cerúleo, Champagne (o Champán), Chocolate (Cacao), Crema (F5FFFA), Cardo (D8BFD8), Ciruela (DDA0DD)

Colores con D: Dorado, Durazno, Denim (tonalidad del azul)

Colores con E: Esmeralda, Escarlata, Espárrago

Colores con F: Fucsia, Fósforo (verde), Feldgrau, Frambuesa

Colores con G: Gris, Granate, Glauco (gris azulado), Gainsboro (DCDCDC)

Colores con H: Humo, Hueso, Hígado (su nombre lo dice todo)




- Colores con I, J, K, L, M, N, O, P, Q

- Colores con R, S, T, U, V, W, X, Y, Z


El Tutti frutti (en algunos lugares conocido también como ¡Mercadito!, ¡Basta!, Bachillerato, Pi, Auto pencil, Stop, Lápiz quieto, Alto el fuego o Ensalada rusa) es un juego de lápiz y papel muy popular entre los niños, su origen es desconocido.
Para iniciar el juego, todos los participantes deberán confeccionar una planilla rectangular con casillas.
Colores Tutti FrutiEn la parte superior de esta planilla deberán escribir, de manera horizontal, diferentes 'categorías' previamente elegidas, de común acuerdo, por los participantes. Dichas categorías son muy variadas, entre ellas, las más populares son nombres: propios, de cosas, de animales, de flores o frutos, de colores, de comidas, de países o ciudades (es importante determinarlo bien, pues no se dará por bueno el nombre de un país si se escribe el de una ciudad); de escritores, títulos de libros o películas, marcas de automóviles, etc. Serán tantas categorías como se acuerde entre los participantes, pues todos deberán tener las mismas y en el mismo orden.
En el margen derecho e izquierdo de la planilla deberán escribirse de manera vertical, las letras y la puntuación respectivamente.
El juego consiste de rondas en las que se escoge solo una letra, sorteándola de distintas maneras, para que a partir del resultado se complete cada una de las categorías con palabras que comiencen con dicha letra.
Compartir:

sábado, 22 de julio de 2017

10 comienzos de novelas famosas

F. Scott Fitzgerald - El gran Gatsby:
"Cuando yo era más joven y más vulnerable, mi padre me dio un consejo en el que no he dejado de pensar desde entonces. 'Cada vez que te sientas inclinado a criticar a alguien -me dijo- sólo tienes que recordar que no todo el mundo ha tenido las mismas ventajas que tú'"
'El gran Gatsby' (1925) es la obra cumbre de F. Scott Fitzgerald, miembro de la 'Generación Perdida' y uno de los grandes autores estadounidenses.

Arthur C. Clarke - 2001, una odisea en el espacio:
"Tras cada hombre viviente se encuentran treinta fantasmas, pues tal es la proporción numérica con que los muertos superan a los vivos".
La novela se publicó en 1968, en el mismo año pero luego de la película del mismo nombre. Esta, dirigida por Stanley Kubrick, se basó en un cuento del mismo autor llamado 'El Sentinela'.

Gabriel García Márquez - Crónica de una muerte anunciada:
"El día que lo iban a matar, Santiago Nasar se levantó a las 5.30 de la mañana para esperar el buque en que llegaba el obispo".
Así comienza 'Crónica de una muerte anunciada' (1981), una de las novelas más populares del nobel de Literatura Gabriel García Márquez.

Susan E. Hinton - Los rebeldes:
"Cuando salí a la brillante luz del sol desde la oscuridad del cine, tenía solo dos cosas en la cabeza: Paul Newman y volver a casa".
'The Outsiders' -su título en inglés- fue publicada en 1967. En 1983, Francis Ford Coppola la llevó al cine con un elenco con actores como Tom Cruise, Rob Lowe, Matt Dillon, Patrick Swayze, Emilio Estevez, Diane Lane, entre otros.

Martín Roldán Ruiz - Generación cochebomba:
"La mierda existe", pensó. Se había detenido de pronto y, como una revelación, la vio en el smog de los carros, en la grisura de los edificios, en la suciedad de las veredas y las fachadas."
Novela del 2007 del narrador peruano Martín Roldán Ruiz. Cuenta la historia de un grupo de jóvenes en la Lima de los años ochentas.}


Mario Vargas Llosa - La guerra del fin del mundo:
"El hombre era alto y tan flaco que parecía siempre de perfil. Su piel era oscura, sus huesos prominentes y sus ojos ardían con fuego perpetuo".
Una de las novelas más celebradas de Vargas Llosa, 'La guerra del fin del mundo' fue publicada en 1981. Recrea la Guerra de Canudos en Brasil.


Andrés Caicedo - ¡Que viva la música!:
“Soy rubia, rubísima. Soy tan rubia que me dicen: ‘Mona, no es sino que aletee ese pelo sobre mi cara y verá que me libra de esta sombra que me acosa’. No era sombra sino muerte lo que le cruzaba la cara y me dio miedo perder mi brillo”
Nacido en Cali (Colombia), representa una ruptura con autores del 'boom' como García Márquez y su realismo mágico. "¡Que viva la música!" fue publicada el mismo día en que su autor se suicidó: 4 de marzo de 1977.


José María Arguedas - Los ríos profundos:
"Infundía respeto, a pesar de su anticuada y sucia apariencia. Las personas principales del Cuzco lo saludaban seriamente".
Para la crítica, 'Los ríos profundos' (1958) fue la primera gran novela de Arguedas. Una de sus obras cumbres junto a 'Todas las sangres' y 'El zorro de arriba y el zorro de abajo'.

Gabriel García Márquez - El amor en los tiempos del cólera:
"Era inevitable: el olor de las almendras amargas le recordaba siempre el destino de los amores contrariados"
Junto a 'Cien Años de Soledad' (1967), 'El amor en los tiempos del cólera' (1985) es la novela más famosa de García Márquez.

Giovanni Boccaccio - El decamerón:
"Humana cosa es tener compasión de los afligidos, y aunque a todos conviene sentirla, más propio es que la sientan aquellos que ya han tenido menester de consuelo y lo han encontrado en otros"
Se trata de un libro constituido por cien cuentos, escritos por el italiano Giovanni Boccaccio entre 1351 y 1353. Estas narraciones transcurren dentro de una reunión de 10 jóvenes reunidos en Florencia.



Compartir: